• Luis Alberto Quintero Martínez

Aportes a la Seguridad Social por horas

Controversia ha suscitado el proyecto de ley radicado el pasado 1 de octubre ante el Senado de la República por el partido político Centro Democrático, proponiendo habilitar jornadas laborales semanales y el trabajo a tiempo parcial para jóvenes y adultos mayores.

Proyecto de ley busca reducción de la jornada ordinaria de trabajo.

Según la encuesta Uso del Tiempo realizada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística - DANE, los colombianos trabajan en promedio 8.25 horas al día con un promedio semanal de 45.1 horas, en donde los hombres trabajan en promedio 47.8 horas y las mujeres 42.3 horas.

Una vez aprobada y sancionada esta ley, el Código Sustantivo del Trabajo sería modificado con el fin de reducir la jornada laboral, regular la contratación a tiempo parcial como modalidad válida de contratación laboral y regular los aportes a la seguridad social cuando se trate de contratación a tiempo parcial.

En esta oportunidad, te mencionaré los cambios propuestos en este proyecto de Ley, cuyo objetivo es aumentar la productividad de las empresas, motivando a los trabajadores a administrar mejor su tiempo y de esta manera, fomentar al interior de las empresas el salario emocional.

Trabajar jornadas largas es agotador y puede aumentar el riesgo de que los trabajadores cometan errores, además causa fatiga física y mental.


Objetivo

Este proyecto de ley tiene como objetivo reducir la jornada laboral semanal de manera gradual, al igual que permitir la contratación laboral a tiempo parcial, permitiendo el pago de aportes al Sistema de Protección Social y de prestaciones sociales en proporción al tiempo laborado.

Duración de las jornadas de trabajo

La duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo sería de 45 horas a la semana, horas que podrán ser distribuidas de común acuerdo entre empleador y trabajador en 5 o 6 días a la semana, garantizando siempre el día de descanso, salvo las siguientes excepciones:


a) En las labores que sean especialmente insalubres o peligrosas, el gobierno puede ordenar la reducción de la jornada de trabajo de acuerdo con dictámenes al respecto.


b) La duración máxima de la jornada laboral de los adolescentes autorizados para trabajar, se sujetaría a las siguientes reglas: - Los adolescentes mayores de 15 y menores de 17 años, sólo podrán trabajar en jornada diurna máxima de 6 horas diarias y 30 horas a la semana y hasta las 6:00 de la tarde. - Los adolescentes mayores de 17 años, sólo podrán trabajar en una jornada máxima de 8 horas diarias y 40 horas a la semana y hasta las 8:00 de la noche.


c) El empleador y el trabajador podrán acordar temporal o indefinidamente la organización de turnos de trabajo sucesivos, que permitan operar a la empresa o secciones de la misma sin solución de continuidad durante todos los días de la semana, siempre y cuando el respectivo turno no exceda de 6 horas al día y 36 a la semana.


En este caso no habría lugar a recargos nocturnos ni al previsto para el trabajo dominical o festivo, pero el trabajador devengaría el salario correspondiente a la jornada ordinaria de trabajo, respetando siempre el mínimo legal o convencional, teniendo derecho el trabajador a un día de descanso remunerado.

d) El empleador y el trabajador podrían acordar que la jornada semanal de 45 horas se realice mediante jornadas diarias flexibles de trabajo, distribuidas en máximo 6 días a la semana con un día de descanso obligatorio, que podría coincidir con el día domingo. Así, el número de horas de trabajo diario podría distribuirse de manera variable durante la respectiva semana, teniendo un máximo de hasta 9 horas diarias sin lugar a ningún recargo por trabajo suplementario, cuando el número de horas de trabajo no exceda el promedio de 45 horas semanales dentro de la jornada ordinaria de 6 a.m. a 9 p.m.

El empleador no podría, aún con el consentimiento del trabajador, contratarlo para la ejecución de dos turnos en el mismo día, salvo en labores de supervisión, dirección, confianza o manejo.

Fomentar la formalidad y hacer más flexibles no solo la contratación laboral, sino también los aportes al sistema de seguridad social.


Implementación

La disminución de la jornada laboral ordinaria sería implementada de manera gradual por el empleador, así:

  • A partir de la entrada en vigencia del acto administrativo, el empleador implementará una jornada laboral semanal de hasta 47 horas.

  • A partir del segundo año de la entrada en vigencia de la presente ley, será de hasta 46 horas.

  • A partir del tercer año, la jornada laboral será de hasta 45 horas a la semana.

El empleador podría acogerse a la jornada laboral de 45 horas a la semana una vez entre en vigencia esta ley.

Adicionalmente, el empleador deberá respetar las normas y principios que protegen al trabajador, en donde la disminución de la jornada de trabajo no reduce la remuneración ni exonera de obligaciones en favor de los trabajadores.

La disminución de la jornada laboral, exoneraría al empleador de dar aplicación al parágrafo del Artículo 3 de la Ley 1857 de 2017, esto es, el empleador no estaría obligado a facilitar, promover y gestionar una jornada semestral en la que sus empleados puedan compartir con su familia en un espacio suministrado por el empleador o en uno gestionado ante la caja de compensación familiar con la que cuentan los empleados.



Contrato a tiempo parcial

Podrá celebrarse un contrato de trabajo por horas, días o semanas, el cual debería constar por escrito (de lo contrario se presumirá la existencia de un contrato de trabajo a término indefinido), cuando se trate de:

  • Jóvenes entre 18 y 28 años que estén cursando estudios.

  • Mujeres mayores de 57 años.

  • Hombres mayores de 62 años.

En estos casos, las cotizaciones al Sistema de Protección Social (pensión, salud, riesgos laborales y parafiscales), al igual que el pago de prestaciones sociales, se harían en proporción al tiempo laborado, garantizando que estos no sean inferior a la proporción del valor de la hora del salario mínimo legal mensual vigente.


Una vez en firme esta ley, los Ministerios de Salud y Protección Social y de Trabajo tendrían 6 meses para reglamentar lo pertinente a la planilla Planilla Integrada de Liquidación de Aportes - PILA, el recaudo, pago de cuotas moderadoras, copagos, incapacidades y beneficios en salud, de las personas que no coticen en un mes los 30 días completos, para que dichos beneficios sean proporcionales al monto de sus cotizaciones y determinará, conforme al total del ingreso base de cotización mensual (IBC) de cada trabajador, el régimen de salud al que éste quedará adscrito, así como lo concerniente al Sistema de Riesgos Laborales.

Por ahora, debemos estar atentos al tratamiento que la Comisión Séptima Constitucional del Senado de la República da a este proyecto de ley.


#ProductividadEmpresarial #CódigoSustantivodelTrabajo #ContratodeTrabajo #SeguridadSocialporHoras #ContratoTiempoParcial

  • Instagram
  • Facebook
  • Icono social LinkedIn